Facebook Twitter Google +1     Admin

MOVEMENTO 15-M

20110522095647-reflexion-15-m.jpg

Nos últimos días é comentario en periódicos e noticiarios a aparición dun movemento chamado 15-M. Din ser un movemento de carácter pacífico, e apolítico, é dicir que non representan a ningún partido, senón que son cidadáns normais que se queixan polo que está acontecendo na nosa sociedade actual, dende a crise económica ata a situación política, que moitos xa denominan como "crise política".

Dende un punto de vista sociolóxico observamos que esto é algo atípico, non é frecuente que as persoas se concentren en grandes masas para protestar polo antedito, e moito menos que o fagan sin representar a ningún partido.

Agora ben, analicemos. Por un lado encontramos un clima de malestar económico, onde hai millóns de parados que non poden atopar un emprego, e o único que observan é que os partidos políticos tan só se "tiran os trastos á cabeza". Todo este contexto o que provoca é un sentimento de frustración nas persoas. Por outro lado atopamos que todas esas persoas non saben que facer co seu voto hoxe, domingo 22 de maio, polo que chaman ao resto dos cidadáns á abstención.

Sexan os resultados que sexan hoxe á noite, os partidos teñen que tomar moi boa "nota" desta situación, cambiando a súa forma de actuar e "poñéndose a traballar" en serio sobre a problemática da mocidade: as xeracións mellor preparadas que seguen a estar perdidas.

A esta situación vaille como pintado a tira de Pinto&Chinto que tedes arriba e o artigo de opinión (ámbolos dous publicados onte polo xornal La Voz de Galicia), do columnista Cesar Casal, titulado: ¿Aún siguen con la boca abierta?:

Pues ciérrenla. Si quieren explicación para lo que sucede en las plazas de España, miren en sus familias. Seguro que tienen algún caso a mano. La Voz lo publicó otra vez el 2 de abril pasado. El desempleo juvenil alcanza en España su mayor tasa en 16 años. El 43,5 por ciento de los jóvenes que desean trabajar no hallan ocupación. Peor todavía. España, escribía con acierto mi compañero Juan Oliver, «tiene la tasa de paro juvenil más alta de los Veintisiete y representa más del doble que la de Francia y el Reino Unido». Hay más: «Multiplica por 1,5 la de Italia y por ¡5,5! la de Alemania». Las exclamaciones son mías. Y añado que tenemos quince puntos más de jóvenes sin mañana que Irlanda, Eslovaquia o Chequia. ¿Adónde vamos así? A ninguna parte. Pero les dejo con El Loco de la Colina, que me acaba de poner los pelos de punta: «Quieren que abandonemos la lucha. Que nos hagamos mayores. Que dejemos de soñar el sueño de ser buenos y felices. Que nos entreguemos. Nuestra insistencia en la utopía les molesta, porque, en el fondo, saben que no hay razón ni divina ni humana que justifique la abundancia de unos frente a la miseria de otros». Amén.

22/05/2011 10:33. vgomez #. OPINIÓN E COMENTARIO

Comentarios > Ir a formulario

vgomez

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.